Siguen en espera de la ayuda del Presidente Fernández a los afectados del lago Enriquillo.

JIMANI.- El desamparo que muestra este campesino lo dice todo. Más de seis meses después de que el Presidente Leonel Fernández ordenara de urgencia la preparación de tierras para la reubicación de los productores afectados por la crecida del Lago Enriquillo, los trabajos están a cuentagotas. Sin embargo, el problema data de 2007 y en marzo de 2009 el mandatario prometió una asistencia que ha ido a paso de tortuga.

Región Enriquillo.Más de seis meses después de que el Presidente Leonel Fernández ordenara de urgencia la preparación de tierras para la reubicación de los productores afectados por la crecida del Lago Enriquillo, los trabajos están a cuentagotas. Sin embargo, el problema data de 2007 y en marzo de 2009 el mandatario prometió una asistencia que ha ido a paso de tortuga.

Hasta el momento se han estado preparando cerca de 26,000 tareas en Duvergé y La Descubierta;  se ha entregado alambre de púas para la cerca y se condonó una deuda de RD$32 millones de  los productores con el Conaleche.

Sin embargo,  aún no han iniciado la construcción de  los sistemas de regadío  para los nuevos terrenos, mientras que algunos  productores han estado arrendando tierras a  particulares y se mantienen trasladando de un lado a otro algunas de las reses que le quedan y que no encuentran donde pastar.

Para la zona sur  del lago, donde se levanta el proyecto Espartillar en  22,000 tareas  ya desmontadas, se ha programado la construcción de un canal de riego de 2.5 kilómetros a partir del río Las Damas,  presupuestado en RD$300 millones.

Dalvis García Vólquez, presidente de la Asociación de Ganaderos de Duvergé, explicó que en principios se pensó en llevar el agua por bombeo, para lo cual incluso se construyó una estación. Pero esta idea se descartó porque resulta más  costoso su mantenimiento, contrario al sistema por gravedad que se implementaría.

En la parte norte las obras serían mucho menos costosas, pues se trata  un terrenos más pequeños que cuentan con  agua cercana a partir del río Las Barías y que están canalizadas, pero habría que ampliar el canal y levantarlo para que  el riego sea por gravedad,  como explica Adolfo Acosta, presidente de la Asociación de Ganaderos de Neiba.

Canalización de aguas. A juicio de los productores, uno de los  factores que están incidiendo en el aumento sostenido del lago Enriquillo  es la incorrecta canalización  debido, a la rotura de algunos canales y la carencia de otros.

Acosta indicó  que además del canal de  Las Barías,  la región requiere  construir tres  canales para regar tierras y evitar que otras se inunden y se pierdan. Se trata de los canales  Arroyo Dren, Los Salados y de Las Damas.

Apuntó que existe  una derivación de las aguas del Yaque del Sur vía la zona cañera que se llama Arroyo Dren que llega a un punto llamado la trifurcación, de donde sale agua hacia  Los Grajos, Hostia  Seca y Neiba.

Tomado de: ecos del Sur