Transparencia Presupuestaria

La Ley Orgánica de Presupuesto para el Sector Público, número 423-06, establece los principios, órganos y procesos que deben ser utilizados en las diferentes fases del ciclo presupuestario, además indica las etapas de formulación, discusión, aprobación, ejecución, seguimiento y evaluación, con el objetivo de que las asignaciones y utilización de los recursos públicos se realicen en forma eficaz y eficiente, con la participación de la ciudadanía en las distintas etapas.

El sistema presupuestario de la República Dominicana debe fundamentarse en principios  rectores como son: Integridad, Sinceridad, Especialidad Cualitativa, Claridad y los de Transparencia y Publicidad, que buscan garantizar una efectiva comunicación con el ciudadano/a y cumplir con las disposiciones del libre acceso a la información pública sobre la gestión de los recursos asignados en el presupuesto.

En el país, en el marco de la Iniciativa Participativa Anticorrupción (IPAC), el Ministerio de Hacienda logró desarrollar el Portal del Ciudadano Dominicano, que se constituye en una vía de comunicación entre el Estado y la ciudadanía en relación a la ejecución presupuestaria, convirtiéndose en un significativo avance en el interés de trasparentar el sistema presupuestario.

No obstante, cuando nos referimos a la transparencia presupuestaria, queremos indicar y llamar la atención en relación a las condiciones que se deben implantar para garantizar un efectivo análisis, monitoreo y seguimiento de la sociedad,en el cumplimiento de las metas que debe contener una política económica y tener las herramientas necesarias para defender los intereses de la población más necesitada, para lo cual es fundamental garantizar el derecho al monitoreo ciudadano en todo el ciclo presupuestario.

Por eso, la Coalición Educación Digna abogó en un comunicado de prensa  “por un presupuesto transparente que sea conocido en tiempo pertinente para que la sociedad civil pueda incidir en el mismo, conociéndolo a tiempo, analizándolo y haciendo las propuestas necesarias”.

El presupuesto público de la República Dominicana debe abrirse el camino de la claridad, cerrando la brecha a la discrecionalidad, el secreto y el ocultismo. Debemos construir y diseñar e implementar políticas de transparencia presupuestaria, que permitan el diálogo abierto y franco Estado-Sociedad.   

La transparencia presupuestaria requiere no sólo un Portal Ciudadano que garantice acceso a la información pública, debemos profundizar y establecer mecanismos de contra peso, que permitan la participación de la ciudadanía en todas las etapas del proceso presupuestario, una característica propia de un Estado Democrático de Derechos.

En el país identificamos debilidades en el  sistema presupuestario para garantizar mayores niveles de transparencia, cuando se evidencia poca participación ciudadana en la elaboración del presupuesto, ausencias y limitaciones de información sobre criterios macroeconómicos del presupuesto, un deficiente rol del Congreso Nacional en sus funciones de fiscalización, poca calidad de la información para el análisis y estadísticas en general, formato y forma de presentación del presupuesto y ejecución presupuestaria en el ámbito del Estado en formatos no reutilizables o en archivos que no permiten trabajar sobre ellos.

En el año 2009 la República Dominicana fue incluida en el Índice General de Transparencia Presupuestaria (IGTP), que mide el nivel de transparencia presupuestaria, el cual considera varios factores para su medición, como es la existencia de un marco normativo firme, como las prácticas claras en el proceso presupuestal, el acceso del público a la información y a los mecanismos de participación durante todo elproceso presupuestario.

En ese sentido de acuerdo con el referido Informe el país, se encuentra muy lejos de indicadores positivos en todas las variables investigadas,  las más criticas están referidas a los órganos de fiscalización (Cámara de Cuentas, Contraloría General de la República y el Congreso Nacional), la participación ciudadana, la asignación del presupuesto y el cumplimiento de las  responsabilidades, funciones y atribuciones de las entidades públicas.

Son preocupantes los retrasos y pocos avances en la República Dominicana en materia de transparencia presupuestaria y por eso es necesario potenciar la participación de los ciudadanos en el proceso de formulación y discusión-aprobación del presupuesto.

Es pertinente que la elaboración y ejecución del Proyecto de Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos del año 2013, se realice rodeado de prácticas y políticas que garanticen la transparencia, elaborando y publicando informes periódicos y anuales de la ejecución física y financiera del presupuesto.

Esperamos que el próximo presupuesto general de la nación se elabore sobre la base de una  política presupuestaria aprobada por el Consejo Nacional de Desarrollo, e incluya los topes institucionales de gastos.

Hace tiempo que la Ley Orgánica de Presupuesto para el Sector Público, número 423-06, indica que a más tardar el primero (1) de octubre el Anteproyecto de Presupuesto de Ingresos y Ley de Gastos Públicos debió ser presentado al  Consejo Nacional de Desarrollo, para su aprobación definitiva y de esa forma garantizar su conocimiento, divulgación, debate y análisis, porque un presupuesto que no se conoce y se elabora y  aprueba a la carrera no puede ser transparente. Dejamos en manos de los formulares las dificultades permanente de lo deficitario-complementario y la apropiación de fondo previamente establecidas.

“El presupuesto es un instrumento de desarrollo”

9 Octubre 2012, Actualizado a las 10:35 AM

Escrito por: Carlos E. Pimentel F. (carlos.pimentelf@gmail.com)

Tomado de: Hoy.com.do