Barrick Gold: Lo verdaderamente Inaceptable

“¡Eso es sencillamente INACEPTABLE!”.  Danilo Medina Sanchez

Las operaciones de la empresa de la Barrick Gold en el mundo se caracterizan por  la  destrucción del medio ambiente, la corrupción política, los conflictos sociales, los abusos contra los derechos humanos, la complicidad de las autoridades y el consumo de cantidades de agua y energía.

La empresa enarbola el principio de “minería responsable”, pero desde Argentina hasta Canadá, pasando por Chile, Perú, Honduras, y desde el Congo hasta Papua Nueva Guinea, las protestas, las críticas, los conflictos generados por la Barrick no dejan de estar presente.

¿Porque nos sorprendemos? ¿Qué nos dice el buen sentido? ¿Qué expresa el sentido común?  ¿Cuáles son los intereses a defender? ¿Cómo pondera un Presidente a la Barrick Gold?

“Estoy convencido de que la Barrick es una empresa seria, comprometida con una minería responsable, y cumplidora de las normas y mejores prácticas para proteger nuestro medio ambiente”.[i]

Conociendo los peligrosos antecedentes de la Barrick Gold la empresa minera aurífera más grande del mundo, que van desde evitar toda responsabilidad por la destructora herencia ambiental que dejan sus proyectos, aliarse a políticos corruptos, ocultar y omitir información,  hasta recurrir a la violencia contra los críticos de sus operaciones, se hace necesario asumir el deber de defender nuestros recursos naturales, con la determinación, el valor y el arrojo que demandan las circunstancias.

Los peligros de la Barrick Gold: Más allá del esquema fiscal y el valor del oro.

Cuando analizamos al detalle los artículos contenidos en el Acuerdo Especial de Arrendamiento de Derechos Mineros entre el Estado Dominicano y Barrick Gold Corporation,  concluimos en que el contrato es lesivo para los intereses del país, porque viola la Constitución de la República y las leyes nacionales de minería y medio ambiente.

¿Quiénes fueron los responsables de esta modificación? ¿Dónde estaba el Presidente Danilo Medina? ¿Cuál fue la posición del Partido de la Liberación Dominicana, frente a ese acontecimiento?  ¿Cómo legalizaron esta modificación en el Congreso de la República?

La República Dominicana está sujeta a lo que la empresa decida sobre cuándo, cómo y cuánto pagará.  Y, con el historial que tiene la Barrick Gold, se corre el riesgo de que siempre declare pérdidas para no pagar, tal y como lo hicieron en la mina El Indio, en Chile. En esa nación suramericana, los ejecutivos de la Barrick declararon pérdidas durante dieciséis años.

El Estado Dominicano autorizó a la empresa Barrick Gold para desviar corrientes de agua y decidió  asumir todos los cargos que pudiesen aplicársele por el uso o consumo de ese líquido.

En relación a los derechos del Agua, el Estado dominicano se comprometió a proveer a Pueblo Viejo Dominicana (PVDC)  todos los permisos y autorizaciones para el uso de agua que sea necesaria en las operaciones, además acordó asumir “los cargos que pudieran aplicarse por el uso de agua y otros cargos de cualquier clase que el INDRHI u otra institución pudieran facturar y/o requerir a PVDC por el uso y consumo del agua”.

Sabemos que la explotación aurífera a cielo abierto requiere de miles de millones de litros de agua anualmente, más los explosivos, el mercurio y el cianuro, todo en grandes cantidades, y  más aún si se quiere sacar miles de onzas de oro, plata y otros minerales potenciales por años.

Los propósitos expansivos de la multinacional a través de la creación de tres empresas subsidiarias, ubicadas en puntos estratégicos para la producción de agua, atentan contra todo el territorio dominicano, tal es el caso de Dajabón, el Valle de San Juan de la Maguana y las cordilleras Septentrional y  Central los cuales están en la mira de Barrick Gold.

En lo referente a ya sus brigadas transitan libremente por la Cordillera Central con el propósito  de  ubicar  su   línea  de transmisión eléctrica desde Puerto Viejo de Azua, hasta Pueblo Viejo, Cotuí.

De igual modo, por las zonas cordilleranas de Azua, San José de Ocoa y Monseñor Nouel, están despojando a los campesinos de sus tierras, pagándoles en base a cotizaciones de hace veinte años y amenazándoles con la sentencia de “las vende o se las quitamos”. ¿ A quién le preocupa esto, que no es tributación?

La Barrick Gold, con la anuencia del gobierno dominicano, avanza en sus propósitos  expansivos, colocándonos en una situación que implican peligros ambientales, sociales y de la propiedad, en  todo nuestro territorio.

Por la memoria de Doña Aniana Vargas “la centinela de las aguas” y a todos los ciudadanos que con mucha anticipación emprendieron luchas en defensa de los derechos ambientales y muy directamente contra la explotación de la mina de Pueblo Viejo por la Barrick Gold. ¿ en ese momento el gobierno en cabezada por el Dr. Leonel Fernandez emprendió una ofensiva contra la poblaciones, las comunidades y personas que en ese momento defendida el interés nacional.

Es oportuna la ocasión para exigir al pueblo canadiense a su gobierno demandar la debida responsabilidad de la compañía Barrick por la corrupción, la manipulación de información y la destrucción del medio ambiente y los abusos de su industria minera a nivel mundial.

Autor
Carlos Pimentel
25/03/2013

Tomado de: Acento.com